My Blog List

Monday, May 19, 2008



Por otro lado, la caída sucesiva de todos los modelos económicos, ha producido la imposibilidad crónica de que fracciones de clase dominante- promotoras de un modelo, se transformen en clase hegemónica y dirigente de la sociedad conformando un consenso básico.

Esto ha hecho que lleguen al Estado distintos –y muy diversos- proyectos, programas y objetivos políticos, cada uno con su forma de gobernar y entender la política.
Así, cada una de estas coaliciones gobernantes ha intentado manipular, destruir y reconstruir al Estado y su burocracia a su antojo. De esta manera, y debido a la inconstancia que produce la carencia de un núcleo duro de políticas de Estado en rededor de un modelo económico, nuestro Estado se ha formado históricamente como incorporación sucesiva y contradictoria de distintas etapas geológicas superpuestas unas a otras.

Todo lo cual nos da una imagen de un Estado desintegrado estructural y funcionalmente, desordenado, informe y en muchos casos obsoleto.

La corrupción generalizada ha servido a los modelos económicos y a sus contrapartes políticas en la confección y efectivo funcionamiento de algunos regímenes políticos. De manera que al analizar en profundidad el tema de la corrupción y esbozar soluciones al flagelo, resulta imprescindible tener estos factores en cuenta y en especial la conformación económico-política del sector dirigente de la sociedad, si ésta conformación es sólida y si ha logrado efectivamente consensuar o en su defecto imponer su modelo al conjunto social.

Pues resulta difícil imaginar un respeto generalizado a normas que cambian todo el tiempo, frecuentemente en franca contradicción, y que emanan de gobiernos muy a menudo percibidos como ilegítimos, parciales y en general no representativos.

Más acá del funcionamiento del fenómeno típico de generación de anomia, bajando el nivel de abstracción, y en cuanto al régimen político, encontramos identificaciones adecuadas de causas múltiples.

Las más importantes son:
-Instituciones Fallidas
-Pesos y Contrapesos Inadecuados
-
Sociedad Civil poco Desarrollada
-Sistema Judicial Débil o Corrupto
-Remuneración Inadecuada de Funcionarios.
Estas causas, luego de la anomia, son las más importantes a la hora de encontrar soluciones al problema de los particularismos.


Gobernabilidad y Corrupción

De dos maneras se relacionan directamente la gobernabilidad y la corrupción. Una tiene que ver con el uso, por parte de los gobernantes, de la corrupción para lograr un grado aceptable de gobernabilidad. En este tipo se encuentran los casos por ejemplo de Argentina y Brasil, en los que en recientes y resonantes casos de corrupción funcionarios se han visto implicados en el soborno a parlamentarios para lograr adhesión a iniciativas del ejecutivo, realizándose pagos en efectivo.
La corrupción se utiliza en esos casos para lograr gobernabilidad cuando hay gobiernos débiles, sin apoyo parlamentario, con parlamentos ocupados con partidos sin
disciplina partidaria o cuando se trata de leyes de dudosa legitimidad en la opinión pública.

La otra relación entre gobernabilidad y corrupción es cuando la percepción pública de un alto grado de corrupción en los poderes del estado terminan socavando la legitimidad de esos poderes y el reino del estado de derecho (UNODC, 2005), (United Nations, 2005) (Estévez, 2005).
De ésta manera se acentúa el ciclo vicioso del proceso de deterioro de la gobernabilidad democrática que implica: Pérdida de Legitimidad-Pérdida de Efectividad-Pérdida de Eficiencia-Inestabilidad (de Gobierno y posteriormente de Régimen) y su correlato en los
grupos de articulación y combinación de demandas (Crisis de Representación).

No comments: